Home Miscelánea Irreal, como en el cómic mismo

Irreal, como en el cómic mismo

Por el Miscelánea
Irreal, como en el cómic mismo

El personaje, victorioso, se aleja de la escena... ojos inyectados en sangre por la adrenalina liberada... reflexionando tras la batalla... créditos finales, continuará el próximo mes. Una historia en donde el deporte y el cómic de superhéroes se dan la mano.

A menudo el cómic o las películas nos sorprenden con peleas donde lo inesperado sucede y quien tenía todas las posibilidades de perder se alza triunfal, esperando el siguiente reto que le depare el destino.

Los que presenciaron durante el pasado fin de semana cierto evento pugilístico que no hace falta detallar, habrán observado cómo el cómic (y uno de esos guiones fantásticos) se materializaba ante sus ojos.

El héroe (¿o era el villano?) había salido victorioso nuevamente, tras la mirada incrédula de los espectadores, que no podían olvidar la obscena paliza que se había comido segundos antes y así poder unirse al festejo de la nueva gesta charrúa.

Pero esta vez el guión era demasiado difícil de asimilar.

El afamado escritor John Michael Straczynski, que en esos momentos se encontraba frente al televisor, echó rápidamente una mirada a su guión para Spider-Man de "One More Day". Luego, volvió a levantar la cabeza, atendiendo la TV. Otra vez, súbitamente, la mirada abajo... esta vez el guión seleccionado era "Sins of Past" (otra vez, del bastardeado héroe arácnido). Nuevamente la mirada en la TV.

JMS salió apresurado de su casa y tomó un taxi con rumbo a la calle Divina Comedia. Al llegar, pidió educadamente permiso al mismo tiempo que ingresaba al recinto que era su destino y acto seguido, se les cagó de risa en la cara.

Afortunadamente, la gente que mueve los hilos de esta divina comedia tomó conciencia y pidió consejo a JMS.

"La única salida posible es un reboot", sentenció.

Y así fue hecho, los eventos del pasado fin de semana fueron anulados.

JMS volvió a su casa satisfecho... ¿satisfecho? No podía evitar seguir sintiendo cierto sabor amargo.

"El de Mephisto fue más creíble", pensó.

Irreal, como en el cómic mismo

Y se perdió en las calles de Montevideo.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3