Home Miscelánea Lecturas Comics cumple 20 años

Lecturas Comics cumple 20 años

Por el Miscelánea

Lecturas Comics cumple 20 añosLecturas Comics cumple hoy 20 años, y es por eso que decidimos conversar sobre la historia de la librería con su dueño, el amigo de la casa Fernando Miró. También aprovechamos para contarte la primera vez de los multiverseros, y te invitamos a que hagas lo propio en nuestro foro.

Lecturas Comics cumple 20 años

Usted, desconfiado lector, estará pensando "esto es un bochorno, Multiverseros vende publicidad encubierta bajo la forma de una nota". Nada más alejado de la verdad. En estos cuatro años de vida, creemos haber cosechado las credenciales suficientes como para demostrar que nuestro nulo sentido del negocio nos ha llevado a gastar más plata de la que hemos recuperado con este bendito portal. A lo sumo le estaremos garroneando algún sánguche de jamón y queso y un vaso de Coca al negocio cumpleañero que aquí nos convoca.

Es que Lecturas Comics, la tienda comiquera que hoy está celebrando sus 20 años de existencia, y que junto a El Rincón del Coleccionista ha alimentado el espíritu de un montón de uruguayos nerds de la vieja guardia, fue el lugar en el cual los sujetos que fundamos esta página nos conocimos. Algunos casi-casi desde la primera hora, otros se sumaron algún añito más tarde.

Aprovechando el aniversario, hablamos con Fernando Miró, un amigo de la casa y dueño de la librería. La gestión en soledad no siempre fue así, en tanto los primeros seis años de Lecturas fueron en sociedad con Guillermo Asi. Al respecto Fernando nos cuenta, "Guillermo fue quien tuvo la iniciativa de abrir una librería que no era de cómics; él tenía una distribuidora y entre el material con el que contaba había cómics de editorial Zinco de España", y agrega "yo tenía un pequeño capital, y mi madre y mi abuelo ayudaron".

Lecturas Comics cumple 20 años

Fachada del primer local de la calle Colonia 916

Como suele suceder en toda actividad, y la comercial no es una excepción, la idea original fue mutando hasta encontrar su verdadera forma tiempo más tarde. "Guillermo tenía esos saldos de cómics y nos fuimos dando cuenta que la gente que llegaba era precisamente por los cómics. Uno se adapta a lo que la gente pide, no hay que ser caprichoso", comenta Fernando.

Por aquellos años, abrir una tienda de cómics en Montevideo no era tarea fácil (seamos realistas, tampoco debe serlo hoy en día). Sobre esto nos dijo, "los primeros años fueron más que difíciles, incluyendo la crisis que vino después; al principio no sabíamos mucho para dónde ir, se iba para donde se podía y no tanto para donde se quería, entonces un día se nos ocurrió agregar videos, pero fueron unos meses y nos dimos cuenta que no tenía sentido. También vendimos cartas Magic y algo de juegos de Rol, pero siempre fue algo accesorio, ya que lo que la gente nos pedía era más variedad de cómics".

La crisis económica del 2001 fue un golpe duro del que Lecturas pudo salir, "recién el comercio se estabilizó cuando me quedé solo después de la crisis; hasta ese momento era un sufrimiento constante", recuerda, y agrega "si bien en esos primeros seis años llegaban cosas de Estados Unidos o Argentina, no estaban prontos los cimientos, era todo bastante caótico".

Lecturas Comics cumple 20 años

El primer nivel es de los superhéroes

El cimbronazo trajo como consecuencia la mudanza del local ubicado en Colonia 916 a uno más chico en la Galería Libertador (tiempo más tarde vendría una nueva mudanza dentro de la misma galería pero a un local de mayores dimensiones). "La crisis fue lo peor que me tocó pasar, pero de todo se aprende. Yo antes decía que nunca iba a estar en una galería, sin embargo tuve que mudarme y sirvió para achicar costos".

Si sos de los que pasa por Lecturas con cierta frecuencia, seguramente ya identificarás a varias caras conocidas que comparten la misma pasión comiquera, así como también podrás encontrarte con aquellos que atraviesan la puerta de la tienda por primera vez para hacer sus primeras averiguaciones y compras.

En cuanto a ese flujo de clientes, Fernando dice que "hay mucha gente que se mantiene del año 95 hasta hoy, pero también lo bueno es que siempre hubo público nuevo, aunque en cierta forma se cumple con esa regla que dice que el 80% de lo que se vende lo compra el 20% de los clientes, esos que realmente se dedican a coleccionar".

Lecturas Comics cumple 20 años

Si pasa por la puerta, entre a saludar que no molesta

Quienes hayan visitado el local sabrán que cuenta con dos pisos de mercadería. La planta principal dedicada fundamentalmente a material en español e inglés de las editoriales que publican cómics de superhéroes, y un segundo piso (toda una incógnita para quienes formamos Multiverseros ya que nunca lo hemos visitado) en el cual, al parecer, está en exhibición un tipo de historieta de origen japonés denominada Manga, que suele publicarse en blanco y negro y con un extraño sentido de la narrativa que obligar a leerlos de atrás para adelante.

Esta liviandad con la que tomamos al Manga (fue una chanza, que no se enojen los otakus), seguramente no es compartida por Fernando, debido a la importancia que tienen para la vida de Lecturas estás publicaciones: "así como digo que a nivel de distribuidoras y editoriales Argentina no se compara con España, fundamentalmente porque en España son más profesionales, debo reconocer que desde que IVREA Argentina abrió en el 97, sus publicaciones ayudaron a bancar el local".

No sería extraño suponer que tanto el boom de las plataformas digitales para la compra y lectura de cómics (el ejemplo más contundente es el de ComiXology), así como la difusión pirata de cómics escaneados, pudo haber atentado contra la buena salud del negocio, sin embargo Fernando opina distinto: "para mí es mejor, repercute positivamente. Estar en contra de todo eso es ir a contramano. En el caso de la piratería, el que se baja 20 libros no se iba a comprar los 20, capaz que a lo sumo compraba 5. Por otro lado, si de esos 20 hay 2 o 3 que le gustaron mucho, es muy factible que se los termine comprando en papel".

Lecturas Comics cumple 20 años

El piso de arriba con los mangas, terreno desconocido para los multiverseros

En 20 años son muchas las anécdotas o momentos que se pueden contar. Fernando particularmente recuerda una que tiene que ver con el fallecido dibujante Eduardo Barreto: "a Guillermo se le daban mejor las relaciones públicas, y es así que consiguió que Barreto viniese en al menos un par de oportunidades por la librería a firmar autógrafos y dibujar a pedido de sus seguidores. Se formaban largas filas en el local de la calle Colonia, y Eduardo con la mejor buena onda se quedaba hasta 3 horas metiendo un dibujo atrás de otro". Quienes supimos estar en esas tardes con Barreto, guardamos con extremo cariño ejemplares firmados de su obra así como hojas A4 con algún Batman o Daredevil dibujado por ese monstruo de la historieta.

Con gracia y un poco de vergüenza recuerda cuando "con una diapositiva espantosa pautamos publicidad en canal 10 en la tanda de la serie Lois & Clark", pero también otras que van a la columna del haber, como cuando en la época antes de la crisis "los miércoles llegaban los encargos con revistas norteamericanas, muchas veces antes que a algunas ciudades de los Estados Unidos, y el local se llenaba de gente esperando para ver qué había venido en las cajas". Por supuesto que fuimos de esos que estábamos ansiosos ante la llegada de cada nuevo miércoles, claro que sí.

Lecturas Comics cumple 20 años

La caja registradora, junto con Fernando, la única presente desde el día 1

Pasaron 20 años, muchos altibajos y, a pesar de lo limitado del mercado local, el presente es bastante alentador, en especial gracias a que los mecanismos de publicación y distribución de las editoriales de las que se nutre Lecturas están mucho más aceitados.

Para Fernando "la idea es siempre mejorar, invertir, traer más cantidad y variedad. El local actual no es tan grande como aquel primero que tuvimos a la calle, pero hoy en día tenemos muchos más cómics que en ese entonces, así que cada vez toma más fuerza la posibilidad de habilitar el subsuelo".


Nuestra primera vez:

Hoy se cumplen 20 años de Lecturas y seguro te acordás de alguna anécdota vinculada a la tienda. Nosotros te vamos a contar nuestra primera vez (no sean guarangos), vos tenés la posibilidad de hacerlo acá abajo en el foro.

Lecturas Comics cumple 20 añosHijo de Chuck Norris: mi primera visita a Lecturas pinta bastante bien mi vida. El día en que toda mi generación se fue de vacaciones a Florianópolis, los dos que nos quedamos (uno no quería ir, el otro no podía) fuimos a despedirlos y después enfilamos para el local de la calle Colonia. Así que, mientras casi todos mis compañeros de liceo salían a bailar y se mamaban en Brasil, yo tenía un montón de cómics nuevos para leer. No lo hubiera cambiado por nada.

Lecturas Comics cumple 20 añosRinTinTin: A diferencia de mis ñeris, yo a Lecturas llegué años más tarde, ya comenzado el nuevo milenio. Mi primera charla con Fernando fue la típica que se puede encontrar en cualquier negocio del estilo, aunque por aquel entonces no había mucho con qué comparar. Sin embargo hubo dos frases de su discurso que quedaron marcadas a fuego de ahí en más (true story): "Tenés un 10% de descuento.", "En quince días llegan novedades.". Así como Superman es el día y Batman la noche, Fernando ha venido manejando y puliendo esa dicotomía como ninguno. Hoy, esa gran verdad y la otra vil mentira son su marca personal, y desde el Tato López que nunca había visto una igual.

Lecturas Comics cumple 20 añosEl Penitente: mayo de 1997, llega mi vieja y me dice "tomá, esto te va a interesar". Se trataba de un recorte de diario con la publicidad de Lecturas. Un ratito después, con los escasos pesos que tenía en mi poder, hacía mi primera compra (hasta ese entonces mis cómics se limitaban a lo que podía conseguir en quioscos de revistas o supermercados): un número en inglés de Spider-Boy de la línea Amalgam (mal yo) y el tomo Lobo: El Último Czarniano, de Giffen, Grant y Bisley (bien yo). Para cada uno Lecturas significará algo distinto. En lo que me toca, siempre va a ser el lugar en el que conseguí un grupo de amigos de primera línea. Bastante bien para una historia que arrancó con un recorte de diario y 200 pesos en el bolsillo.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3