Home Miscelánea Multiverseros en la Long Beach Comic Con

Multiverseros en la Long Beach Comic Con

Por el Miscelánea

Multiverseros en la Long Beach Comic ConMultiverseros estuvo presente como medio acreditado en la Long Beach Comic Con. Convención más pequeña que sus primas San Diego o Nueva York, pero no por ello carente de primeras figuras del noveno arte. A continuación la crónica multiversera, gracias a la pluma beoda de Kenny y el lente sagaz de Lindsay.

La primera vez que estuve en una convención fue en Montevideo Comics en el 2012. Había llegado seis horas tarde, borracho y vestido en parte con ropa de mujer. Si bien bastante entusiasmado había comprado las entradas semanas antes, estuve menos de media hora, entré y me metí en la sala de cine donde creo que estaban pasando algo de terror y me fui unos minutos después, con parte de una butaca que había agarrado 1. Lo que si recuerdo bien fue que cuando estaba saliendo, miré el stand de Multiverseros y estaba vacío y oscuro y pensé con resentimiento absoluto "estos deben estar comiendo" 2. Un impresentable, en fin, Long Beach Comic Con 2014.

Apenas dos días antes del evento, mandé un mail a la organización solicitando dos acreditaciones, una para mí y otra para Lindsay -la responsable de todas las fotos- y me contestaron al otro día sin ningún tipo de problema. Adjuntaron un código que se ingresaba en la misma página de comprar las entradas y al hacerlo el costo quedaba en cero. Cuando envié el mail ni siquiera tenía mucha confianza en que me contestaran pero tuve la suerte de ser fiel a la verdad y describir Multiverseros de la forma más realista posible "Multiverseros is a Spanish-language information portal based in Uruguay and is one of the foremost sources in the aforementioned themes in South America." 3 Después de esta respuesta positiva, estuve horas fantaseando con escribir para pedir acreditaciones para comida gratis en los supermercados y ropa y zapatos en alguna tienda.

El Long Beach Convention Center es un complejo gigante que ocupa toda una manzana. Cuando llegamos a la entrada principal lo único que hacía distinguible que era una convención de cómics era que había algunos cosplayers afuera sacándose fotos, no había ningún cartel o decoración de ningún tipo. Visto desde afuera podría haber sido una convención de catadores de choripanes o cualquier otra cosa. Desde la terraza se podía ver toda la cuadra y había un tipo con una pancarta que estuvo desde que llegamos hasta que nos fuimos, todo el día sosteniendo su pancarta en el mismo lugar, cada vez que salíamos a fumar lo miraba y seguía exactamente igual, fue cariñoso ver que cuando nos fuimos unas cuantas horas después, llegaba un amiguito suyo también con una pancarta a unirse a su causa.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
"After Death Jesus Christ Will Judge"

Una vez que entramos, nos encontramos en la planta principal donde estaban todos los salones de conferencias, los stands de información, el lugar para acreditarse y la plaza de comidas. En el medio estaba el hall principal donde los cosplayers posaban para las fotos. La ambientación, por suerte, era bastante sobria, pensé en encontrarme con algún superhéroe inflable gigante de cincuenta metros y algún tipo de parafernalia como luces y sonidos, pero más allá de los carteles informativos y una pantalla de tamaño grande pero ubicada cuidadosamente en una esquina oscura que pasaba bastante desaparecibida, era todo bastante tranquilo y el principal ruido provenía de las conversaciones. El protagonismo, por lejos, se lo llevaban todas las personas que estaban disfrazadas.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Hall de bienvenida.

Fue interesante ver la diferencia que hacen los cosplayers en la convención, los disfraces realmente eran muy buenos y fue divertido verlos. Aunque solamente tu intención sea la de ir a comprar cómics o ir a escuchar las charlas, son los que realmente generan un clima de alegría, por los menos en esta oportunidad todos fueron muy amables y no tenían ningún problema en sacarse fotos todas las veces que les pidieran. Además se lo tomaban bastante en serio, posaban, hacían caras, movimientos, simulaciones de pelea pero también fue gracioso ver cuando estaban descansando. Por ejemplo, fuimos a comprar cerveza -por suerte vendían- y antes de nuestro turno estaba Spider-Man pidiendo unos panchos, o los  Stormtroopers mandando mensajes de texto o el Capitán América pidiéndole el teléfono a una chica en la terraza. Ni bien llegamos, el primer intento de fotografiar a un cosplayer fue a un Chewbacca de más de dos metros que impresionaba. Intentamos sacarle una foto de todo el cuerpo pero se nos puso demasiado cerca y la idea de ser violados por un Chewbacca de más dos metros desapareció cuando llegamos al salón de exposiciones.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
"Te quieeeroooo".

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Capitán América haciendo horas extras.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
"Darth Vader, llegamos en 15, andá prendiendo el fuego".

El salón de exposiciones, donde estaban todos los stands de venta y los artistas, quedaba en el subsuelo y se accedía fácilmente desde el hall central, y se recorría completo aproximadamente en una hora y media o dos. La mayoría de los stands eran comiquerías y lo que más predominaba era material de colección en formato comic-book, los juguetes, las remeras y otro tipo de merchandising también tenían su lugar pero la impresión que quedaba cuando se recorrían los pasillos era que los cómics eran los que mandaban, no había nada que los opacara, ni un exceso de stands dedicados a otra cosa, ni el protagonismo de los cosplayers. Esto, sumado a la gran cantidad de stand de artistas, daba una idea de una promesa cumplida, una convención de cómics para gente que le gustan los cómics y no un aparato de promoción para anunciar la última atrocidad de Michael Bay.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Salón principal.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Batman-caja de cartón, buscando algún número perdido.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Así eran la mayoría de los stands de venta de cómics.

Respecto a los stands de los artistas, muchos se encontraban dibujando o hablando con alguien del público, la cantidad de gente era adecuada para caminar con comodidad, así que estaban todos muy tranquilos y si querías te podías acercar sin problema y conversar un rato o romperle el dibujo. Hubo algunas excepciones a esto, donde había bastante cola, como el stand de Laura y Mike Allred, el de Marc Silvestri o el de Len Wein, pero los otros artistas podían mirar en paz su celular o comer su barrita de cereales o ambas cosas a la vez.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Laurita y Mike Allred. Parece que Allred mira de pesado pero es buena onda.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Mahfood posó para nosotros unas cuentas veces, le gusta la cámara.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Silvestri, ladri, pagate unas pizzas.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Mignola es un tipo simpático.

En los dos días, durante toda la jornada, se desarrollaron varias conferencias y actividades. Lamentablemente por motivos de tiempo solo pudimos ir a seis de ellas. Las charlas eran en salones para aproximadamente 150 personas y, cuando entrabas a una, parecía que estabas en otro lugar. En todas las que estuvimos apenas había entre 15 y 40 personas, ni bien llegabas pensabas que iba a ser un embole pero cuando te sentabas esa impresión cambiaba. Todos estaban completamente relajados, no había un orden fijo de quien hablaba, era como una conversación y la interacción con el público era total, los invitados intervenían, alguien del público hacia una pregunta o un comentario y contestaban o seguían la charla desde ahí. En todas las charlas se dio la misma dinámica, no era algo como simple cortesía, sino una verdadera actitud cordial y amable.

La primera que estuvimos fue sobre cómo enviar material a Comixology. Hablaba Chip Mosher, uno de los capos de comunicación y marketing de la empresa, Josh Fialkov (Echoes, Elk's Run, I, Vampire) y David Gallaher (High Moon, Box 13, The Only Living Boy), resaltaron las ventajas de la edición digital y dijeron que el principal problema que tiene la gente es el de no respetar las pautas técnicas que hay que seguir para enviar cómics. Alguien del público preguntó cuál era la causa más frecuente por la que rechazaban material y la respuesta fue el rotulado: cualquier cómic hecho con Comic Sans era inmediamente rechazado. Mosher dijo que preferían alguna tipografía digital, antes que las dibujadas completamente a mano.

Después fuimos a una sobre el impacto de las mujeres en el mundo del cómic, integrada por: Sandy King (la jermu de Carpenter), Barbara Kesel (Star Wars, Action Comics, Ghost Whisperer), Amanda Conner (Vampirella, Painkiller Jane, Gatecrasher), Corina Bechko (Planet of the Apes, Star Wars, Shadow of the Queen), Babs Tarr (Batgirl), Cecil Castellucci (The P.L.A.I.N. Janes) y Esther Pearl Watson (Unloveable); hablaron sobre la representación de la mujer en los cómics, las oportunidades de trabajo y como han cambiado a lo largo de la historia los personajes femeninos en el universo de los superhéroes. La moderadora se notaba que sabía de cómics y aportaba también cosas interesantes. Fue una de las charlas más divertidas.

Finalmente el sábado nos despedimos con la charla de Mike Mignola. Antes de ir, pensaba que iba a ver mucho más gente que en las otras pero la sala estaba casi vacía. Obviamente el tema principal fue Hellboy, un poco de la historia del personaje y de cómo manejaba las influencias al momento de crear su mundo de ficción. Le preguntaron por Dark Horse y la paro de pecho solamente con elogios para la editorial. Mignola muy simpático con todo el mundo, buen pibe.

El domingo comenzamos el día yendo a la charla de música y cómics que daban Mike Allred (Madman, carajo), Alex Segura (Editor Archie Comics) y Andrew Robinson (Dusty Star). Conté la cantidad de gente que había y eran doce, incluyendo a la esposa de Allred. No digo que para que sea un éxito debiera de haber mil personas pero no deja de ser llamativo el poco interés por escuchar a los autores y la posibilidad de acceder a hacerles preguntas, consultas, manotearle algo… de todas formas, sin mucha variación, fue exactamente el mismo clima que las anteriores, hablaron de la relación entre música y el cómic, de las coincidencias culturales entre ambas artes, de cómo trabajan los autores sus cómics en paralelo con la música, a nivel de ritmo, de composición, de tema. Lo mismo de nuevo, todos demasiado amables.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
El look de Allred para su charla sobre cómics y música.

Las últimas dos fueron especialmente interesantes para todos los que están empezando o quieren publicar y había un poco más de gente que pudo aprovecharlas. La última fue sobre cómo publicar y promocionar cómics y hablaba David Hyde (fue publicista de DC Comics), de nuevo Alex Segura, Jim MacCann (Return of the Dapper Men). En lo que más hicieron hincapié fue en el uso de las redes sociales como promoción del propio trabajo, se mostraron también muy amables y respondieron de forma atenta a todas las preguntas. Las charla anterior de la mano de Jimmy Palmiotti, Marcus Perry, Tony Donky, Travis Hanson, David Gallaher, Vito Delsante y Mike Dunkel fue una de las mejores, hablaron sobre cómo presentar proyectos en la plataforma de Kickstarter y de taquito hablaron de todo lo implica el proceso de edición. Dieron ejemplos específicos de sus trabajos, hablaron sobre formatos, distribución, costos, la gente preguntaba y contestaban todo -"Muchachos lo que quieraaan"-, alguien del público preguntó cuál era la mejor imprenta y saltaron todos a contestarle y a mostrar con sus propios cómics donde habían impreso eso y dar nombres de imprentas y costos y recomendaciones y cuál lugar era mejor para imprimir cantidades altas y cuál era mejor para imprimir rápido, y las direcciones y los nombres de contacto y absolutamente todo. Era tal la disposición que pensé que en un momento íbamos a terminar todos jugando un fútbol 5. ¡Pasala, Palmiotti!

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Palmiotti jugando por la izquierda.

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
"¿Qué te metés con Dark Horse?"

Multiverseros en la Long Beach Comic Con
Las chicas divirtiéndose.

Y así terminó la Long Beach Comic Con 2014. Como convención relativamente pequeña en relación a sus hermanas de San Diego o New York fue muy interesante, con una propuesta centrada bastante en los cómics, con la posibilidad de acceder a material de colección, con la buena disposición de todos los artistas y participantes y con la alegría de todos los adultos y niños, padres e hijos que se disfrazan y juegan a ser sus personajes favoritos por un día. Si en alguna próxima edición quieren ir, se las recomiendo y, de paso, pueden saludar al hombre de la pancarta.


Notas de los editores:

1 Multiverseros no se hace responsable de los daños contra la propiedad privada ocasionados por sus colaboradores.

2 Estaba borracho en serio, Multiverseros no tenía ningún stand en el 2012.

3 Básicamente, lo que significa, es que somos unos crá.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3