Home Miscelánea Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Por el Miscelánea

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze ExpoDe la mano de Kenny y Lindsay, Multiverseros estuvo presente como medio acreditado en otra convención de la costa oeste norteamericana. Esta vez le tocó a la Stan Lee's Comikaze Expo. A continuación, la crónica. Ya habrá tiempo para los cosplayers.

Estaba hablando con El Penitente de telenovelas argentinas de los años ochenta o noventa, esas con actores típicos como Gustavo Bermúdez o Andrea del Boca, y le comenté que todavía no había armado el itinerario para recorrer la Stan Lee's Comikaze Expo. Más o menos tener una idea de lo que vas a recorrer te permite no perderte ninguna actividad y es una buena forma de organizar el tiempo, lo había hecho en la Long Beach Comic Con y había funcionado. Acompañando el clima del tópico del cual discutíamos, El Penitente me contestó algo que no esperaba, pero conociendo un poco la coyuntura multiversera no me debería haber extrañado tanto. Lo que me dijo fue "dejate sorprender". Y ante esta sensual invitación a los placeres del azar no me quedó otra opción más que aceptarla y así, sin ver el programa, sin planificación previa del recorrido, a lo cowboy-Daredevil: Stan Lee's Comikaze Expo 2014.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Entrada principal del Los Angeles Convention Center.

El mismo viernes del primer día de la convención nos llegó un mail avisando que el sábado iba a estar Stan Lee presentándose a las 13:30 en determinado stand, así que el sábado como a las 12:30 llegamos al Los Angeles Convention Center, pedimos nuestras acreditaciones en la sección de prensa y preguntamos donde había que ir para ver a Stan Lee. De prensa nos mandaron para la sección de información, donde después de veinte minutos de cola, nos dieron un programa y no nos supieron contestar. Si bien había habido una charla de Stan Lee en el escenario principal, había sido a las 12:00 y la charla que buscábamos de 13:30 no figuraba en el programa, así que nos mandaron para lo que era el Museo de Stan Lee, una sección grande con exposiciones de arte original y estatuillas, que tardamos como diez minutos en ubicar y en la cual no había nadie para preguntar. Se hacía la hora y no encontrábamos el lugar, parecía que esa charla no estaba anunciada porque era una especie de sorpresa. No es que sea personalmente un fan de Stan Lee pero ante la payasada anecdótica de verlo o no, prefería verlo. Es como estar en el bar favorito de Fabián O'Neill donde sabés que va religiosamente todos los días y justo cuando vas no está, por más que no seas un fanático de O'Neill, si no lo ves te calentás.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

"Ask me!". Te pregunté y no supiste contestar.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Si miran atentamente, Stan Lee está en esta foto, o no.

No encontrábamos a Stan Lee, yo me estaba empezando a calentar, me quería ir, en el escenario principal estaban algunos actores de Games of Thrones y apenas se podía caminar. Estábamos bastante lejos para escuchar, había mucho eco y mucha gente y lo más importante era encontrar el lugar, así que ya casi en la hora, se me ocurrió mirar el teléfono y ver el mail que habían mandado de la organización y pude ver que estaba el número de stand donde iba a estar Stan Lee, así que fuimos a buscarlo entre los muchos que había.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Alfie Allen, Esme Bianco y Gwendoline Christie de Game of Thrones.

Cuando llegamos fue raro porque esperaba algo mucho más grande y con bastante personal de seguridad, pero el stand del sitio de blogs Live Journal, que se suponía que era donde iba a estar, era bastante chiquito. Había algunas decenas de personas alrededor pero todavía no teníamos claro si estábamos en el lugar correcto. Se fue sumando más gente pero tampoco tanta. Finalmente en un momento alguien del stand dijo que Stan Lee iba a llegar en veinte minutos y la gente que estaba alrededor se puso contenta pero no tanto como cuando avisaron que comenzaba el sorteo de remeras. Con Stan Lee el entusiasmo era moderado, pero con el sorteo de remeras fue todo gritos y alegría, se sumó más gente y hubo más gritos cuando el mismo tipo aviso que faltaban cinco minutos para que llegara. Ante todo esto, había solo una persona de seguridad y estaba muy tranquila. Cuando pidieron que la gente se corriera, todos nos movimos en el momento sin problemas, así que quedó una especie de pasillo, un espacio con un grupo de personas de cada lado. El hecho de que fuera una sorpresa y no estuviera anunciado creo que fue lo único que explica por qué había tan poca gente. Un par de personas se acercaron justo adonde estábamos y preguntaron qué era los que esperábamos y les puse cara mezcla de indignación y garrón como diciendo "estamos acá por giles", y se fueron enseguida y unos minutos después llegó Stan Lee y toda mi alegría súper hipócrita volvió y fue bastante divertido por algunos minutos. Una lluvia de cámaras y celulares y flashes salió de las manos de todos los que estábamos y Stan Lee apenas a unos metros de nosotros comenzó a tener una mini entrevista con una de las chicas de Live Journal. Fueron apenas unos minutos hasta que empezaron a hablar de un concurso que organizaba esta misma página de blogs sobre Stan Lee y quien era su "biggest fan", así que a sus 91 años hizo chistes, sonrió y promocionó esa página y por tres minutos fue divertido, los otros cinco o seis minutos más, ya era suficiente.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Stan Lee rapeando.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Stan Lee puteando a Fossati.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Salón principal.

Después de haber encontrado a Stan Lee nos fuimos tranquilos a continuar con el recorrido. Solo el salón principal en donde estaban todos los stands llevaba bastante tiempo. En lo que respecta a las actividades, las charlas, según el programa, eran bastante variadas pero muchas relacionadas con series, películas, juguetes, algunas charlas más o menos interesantes de cómics habían sido antes, así que la perspectiva era seguir. Si bien lo digo en línea con ciertos intereses, al punto de comparar, por ejemplo con la Long Beach Comic Con, convención que se había realizado un mes antes más o menos, relativamente más pequeña pero creo que mucho más interesante, en una tarde tenías a través de las distintas charlas prácticamente todo el proceso que involucra lo que es hoy en día el cómic (por lo menos el estadounidense), creación, edición, publicación, venta, difusión y encima algunos artistas interesantes que están publicando en la actualidad, todo esto de forma completamente accesible, para interactuar o consultar lo que sea.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

La alfombra roja.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Los Deadpool pelando las chauchas, una alegría.

El salón principal si bien era grande, la cantidad de stands de venta de cómics no era tan significativa en relación al resto de stands dedicados a venta de juguetes, ropa y otras porquerías. Había más tiendas que vendían TPBs que revistas en formato comic-book, muchos estaban en oferta pero entre un 25 y 50% de descuento, no encontré nada realmente en promoción o barato. Una revista firmada por Stan Lee en una tienda, más o menos dependiendo obviamente del título y del año, costaba más o menos entre 60, 80 dólares y de ahí para arriba. La tienda más grande que había era la Mile High Comics.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Chuck Rozanski de Mile High Comics, el único que laburaba en serio.

La parte donde estaban los artistas era bastante accesible, la mayoría de la gente estaba en los stands de tiendas y cerca del escenario principal y así que se podía caminar cómodamente. Después de Stan Lee y de que paseáramos un rato tranquilos, me empezaron a venir a la cabeza ideas de músculos inexistentes, ordinarios, groseros, mujeres con pechos gigantes, armas del tamaño de casas. Recordé a quien también había que encontrar, así que seguí una cola de más de treinta personas, creo que la única cola que había entre los stands de los artistas y no podía ser de alguien más, ahí estaba parado, firmaba, sonreía, dejaba de sonreír, volvía a firmar, a sonreír y a dejar de sonreír de nuevo. Sí, estoy hablando del amante bandido de los Multiverseros, Rob Liefeld. Exactamente del otro lado, en el pasillo anterior, estaba Jim Lee solo con cara de dormido, por ahí estaba Campbell también con algo más de popularidad.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Liefeld tratando de venderle algo muy malo y peligroso a un jovencito.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Lee esperando la meriendita.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Campbell haciéndose el que presta atención.

A nivel de exhibición, creo que supieron aprovechar bastante el lugar porque había tres espacios que eran bastante grandes y estaban muy bien usados, uno era el museo de los video juegos, una muestra de consolas antiguas, juegos, maquinitas, todo bastante vintage y cool, con bastante material para ver y el otro era el museo de ciencia ficción con algunos de los autos más queridos de películas y algún decorado especial, toda esto en una de las esquinas del salón principal, y del otro lado estaba el museo de Stan Lee, con muchas estatuillas y algunos trabajos de arte original.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

En algún lugar está Miss Pac-Man.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

El hogar de los vasos de agua más famosos del mundo.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Criatura hermosa.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Los cachivaches de Stan Lee.

Antes de irnos, decidimos entrar a alguna de las charlas y optamos por una representación en vivo de un episodio de Doctor Who. El salón estaba lleno, aproximadamente unas 150 personas o más, los actores pidieron al público algunas palabras  y en base a eso armaron una historia delirante que cambiaba todo el tiempo y que era bastante graciosa, la gente reaccionó bastante bien y fue una opción muy buena para tener como contrapunto con el resto de la convención.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Actores improvisando un episodio de Doctor Who.

En total de los tres días, fuimos solo el sábado y el domingo. Si bien el viernes era el primer día, abrían las puertas bastante tarde, el sábado era el día que hubo la mayor cantidad de actividades y estaba abierto desde la mañana, hubo muchísima gente y el domingo fue bastante tranquilo, también estaba abierto desde la mañana pero ya a partir de las cinco de la tarde empezaron a levantar de a poco todos los stands.

El sábado mientras nos estábamos yendo y nos acercábamos más a la salida, sentimos un olor fuerte a comida, salimos y pudimos ver que al lado de la puerta principal estaban estacionados, rodeando completamente la entrada como leones, seis camiones, seis carros de comida. Esa agresividad, mezcla de cultura culinaria callejera y automotriz era ideal para cerrar un día de convención con el gusto de un buen taco ballardeano.

Multiverseros en la Stan Lee's Comikaze Expo

Donde comen los superhéroes.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3