Home Miscelánea NYCC: Día Cuatro

NYCC: Día Cuatro

Por el Miscelánea

NYCC: Día CuatroEl domingo fue el cuarto y último día de la Convención de Cómics de Nueva York, signado por los ofertones de parte de los expositores, que rebajaban los precios con tal de no tener que cargar con la mercadería. La jornada también sirvió para aparecer en dos fotos junto a consagrados de la industria.

NYCC: Día Cuatro

Todo concluye al fin, nada puede escapar. Todo tiene un final. Todo termina. Y eso incluye a la Convención de Cómics de Nueva York, cuya cuarta y última jornada se llevó a cabo el día domingo. Lo que no se consiguiera ese día, ya no podría conseguirse jamás. Así que me dirigí raudo y veloz al local de la parafernalia oficial del evento, donde adquirí un par de prendas de vestir. No pude comprarme un sombrerito porque eran muy chicos. Quedaba tan apretado que corría el riesgo de salir disparado hacia arriba e incrustarse en el cielorraso.

NYCC: Día Cuatro

Pero no solamente los visitantes saben que es la última oportunidad de concretar transacciones comerciales. Aquellos que tenían sus puestitos en la zona del "paco" (ver crónica del Día Uno) comenzaron a bajar sus precios con el correr de esas horas. Algunos remarcaban de manera rabiosa los carteles frente a los cajones de cómics, mientras que otros lo anunciaban a viva voz.

Una de las tienditas que tenía juguetes a la venta, dijo al comienzo de la tarde que todos ellos tenían un 25% de descuento con respecto a los precios que estaban marcados. Más cerca de la hora del cierre, aumentó el descuento al 50%. Fue en ese momento en el que adquirí algunos macacos. Ya los verán cuando les cuente acerca del botín total.

Para no aburrirlos tantos con mis palabras, comparto una galería de imágenes de los ofertones de domingo.

NYCC: Día Cuatro

NYCC: Día Cuatro

NYCC: Día Cuatro

NYCC: Día Cuatro

NYCC: Día Cuatro

NYCC: Día Cuatro

NYCC: Día Cuatro

NYCC: Día Cuatro

Durante los primeros días no me había atrevido a pedirle a los consagrados a aparecer en una fotografía con ellos, pero la presencia del chino Lee me sacó la virginidad pictórica. Fue así que el domingo, caminando por la zona de los artistas, me crucé con el Señor (con mayúscula) Paul Levitz.

Este hombre, que en el pasado supo lucir un muy digno mostacho, trabajó durante décadas en DC Comics, escribiendo la Legión de Superhéroes, editando títulos y finalmente siendo el presidente de la compañía entre 2002 y 2009. Además escribió el libro fundamental de la historia de DC (The Art of Modern Mythmaking) y se mantiene activo como guionista de la Legión y de Worlds' Finest.

NYCC: Día Cuatro

Le agradecí por tanto, y le pedí perdón por tan poco.

Cargado (como todos los otros días), me hice un ratito para achicar al costadito de uno de los pabellones, tomando mi cocacolita de 500 c.c. de cada día, y por primera vez probando un pancho de la Gran Manzana. Están bien, no tengo mucho más para decirles. Un par de días después, sigo vivo como para escribir estas líneas, así que TAN dañino no debe ser.

NYCC: Día Cuatro

Se iba terminando todo, y más que ofertas, lo que yo estaba buscando con desesperación era una careta de la Corte de los Búhos, el souvenir que DC viene regalando desde hace varias convenciones. Inspirado en la historia de Batman contada por Scott Snyder. Vean de lo que hablo.

NYCC: Día Cuatro

Las veces que pasé por el stand, solamente conseguí cómics gratis de Arrow, Justice League y Swamp Thing. Pero me quedé dando vueltas (no me molesta dar vueltas alrededor de DC Comics) hasta que vi que un fulano pedía una máscara y se la traían especialmente. Estuve en el lugar correcto en el momento indicado, y obtuve la mía.

Claro que las emociones fuertes no se habían terminado, porque en ese momento Geoff Johns terminaba la firma de ejemplares en ese mismo sitio.

NYCC: Día Cuatro

El señor Andrés Accorsi quería sacarse una foto con Johns, porque dice que ambos se parecen. Sin intenciones de terminar con su mundo de fantasías, les saqué una foto juntos y después aproveché para presentarme al guionista de un montón de series que he leído en los últimos tiempos.

Le dije que, al igual que él, yo tenía ascendencia libanesa, y lo felicité por el nuevo Green Lantern que comparte nuestro origen. Ya que estaba, me saqué chapa y le dije que una semana antes había estrechado la mano del presidente del Líbano, cosa que era cierta.

Así pude tener mi foto con Geoff, en donde irónicamente, la careta de la Corte de los Búhos ubicada sobre mi cabeza me dio un look aún más "Medio Oriente" que de costumbre.

NYCC: Día Cuatro

Quedaba el tramo final de la Convención, en donde los fanáticos que dejaban el Javits Center se iban quedando cerca de la puerta para sacarse fotos con los portadores de sus disfraces favoritos, o las portadoras que les resultaran más atractivas. Cada Catwoman reveladora solía estar rodeada de decenas de paparazzi.

NYCC: Día Cuatro

Todo terminó. Quedan por delante algunas galerías de fotos temáticas, pero en lo que se refiere a las experiencias vividas en la NYCC, esta es la última nota. A diferencia de la visita a la Universidad de Wildstone, me fui con la secreta esperanza de regresar en algún momento, pero al mismo tiempo satisfecho con todo lo que hice y lo que compré.

Misión cumplida.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3