Home Miscelánea NYCC: Visita a comiquerías

NYCC: Visita a comiquerías

Por el Miscelánea

NYCC: Visita a comiqueríasDurante los diez días que pasé en la Gran Manzana, no solamente tomé contacto con los cómics a través de la Convención del Javits Center. También visité tres comiquerías, muy diferentes entre sí, aunque todas rebosantes de historietas y la más diversa mercadería.

No todo el tiempo que duró mi visita a Nueva York lo pasé dentro del Javits Center, en la Convención de Cómics. Hubo tiempo para practicar el turismo y una de mis actividades favoritas: visitar tiendas de cómics. Lo mío es un apostolado.

NYCC: Visita a comiquerías

Estuve en tres de estos comercios situados en la isla de Manhattan, y los invito a recorrerlos conmigo. El primero de ellos fue Forbidden Planet, ubicado sobre la calle Broadway (caminás tres cuadras en Nueva York y te encontrás con la calle Broadway, es algo tenebroso).

NYCC: Visita a comiquerías

Con el permiso de uno de los encargados, me puse a sacar fotos del local. En una única planta se ubican toda clase de macacos, estatuas y merchandising (hacia la calle) y los cómics (al fondo).

NYCC: Visita a comiquerías

Algo que me llamó la atención fue la gran cantidad de parafernalia relacionada con la serie británica Doctor Who. La mayoría de los juguetes basados en cómics, películas y series de televisión estaban bastante repartidos, pero los del Señor del Tiempo tenían todo un espacio para ellos. Parece que les está yendo bien.

NYCC: Visita a comiquerías

Una de las ventajas de vivir en una ciudad con tantos habitantes (y tantos turistas) es poder hacer stock de una gran variedad de material. Eso, a su vez, hace que pasear por el local haya sido una muy grata experiencia. A diferencia de los cómics en la NYCC, estos productos no eran baratos, aunque conseguí un Bender parlante a buen precio. Ya hablaré de él cuando me dedique al botín.

NYCC: Visita a comiquerías

NYCC: Visita a comiquerías

Avanzando hacia el interior de Forbidden Planet, vemos los últimos productos en plástico, metal o porcelana, y llegamos finalmente a aquellos elementos que le dan el nombre al rubro Comiquería. Pasen.

NYCC: Visita a comiquerías

Los cómics están dispuestos en prolijas "góndolas" que hacen sencilla la búsqueda o el relojeo del material, aunque si hay mucha gente la cosa puede trancarse. De cualquier manera, nada es más lindo que una comiquería repleta de personas buscando sus historietas predilectas.

NYCC: Visita a comiquerías

Uno podría pasarse un buen rato revisando los estantes, conteniendo una gran variedad de tomos. Para las "finitas", las revistas mensuales, hay que dirigirse hasta la pared del fondo.

NYCC: Visita a comiquerías

Como explica un diagrama ubicado en el costado, la pared del fondo tiene en sus dos primeros estantes los lanzamientos de la semana, en el tercero y el cuarto lo publicado el último mes, en el quinto las miniseries y publicaciones independientes, y en el último estante las revistas. No tienen como perderse.

Así culmina el safari fotográfico en Forbidden Planet. Al día siguiente, cerca de Times Square (y sus adictivos Toys 'R' Us y Disney Store) nos encontramos con Midtown Comics.

NYCC: Visita a comiquerías

La primera impresión que me dio fue la de estar en uno de esos primeros clubes de video que se instalaron en Montevideo, a fines de la década de los ochenta, que quedaban en algún apartamento del Centro. Para más datos, la primera vez que entré a un videoclub era un niño. El encargado quiso que me llevara E.T. y me llevé Cobra. Sin palabras.

NYCC: Visita a comiquerías

Después de subir una escalera, nos encontramos con la primera de las dos plantas de Midtown, que es la destinada a los libros y cómics. El espacio parece estar mejor aprovechado y el local más ordenado.

NYCC: Visita a comiquerías

Esta imagen muestra claramente cómo en una pared se encuentran los lanzamientos semanales (en "finitas"), al medio se encuentran los tomos dispuestos alfabéticamente, y al otro lado el archivo de "finitas", que continuaba en el piso de arriba.

NYCC: Visita a comiquerías

Aquí se ve el detalle de una de las estanterías con los tomos.

NYCC: Visita a comiquerías

La pared de lanzamientos.

NYCC: Visita a comiquerías

El archivo.

NYCC: Visita a comiquerías

Antes de subir la escalera, otro detalle que muestra lo cuidado que está el local.

NYCC: Visita a comiquerías

Durante el ascenso, conviene tomarse unos segundos para admirar la vista de Nueva York desde ahí.

NYCC: Visita a comiquerías

Como les contaba, el piso de arriba está abarrotado de toda clase de merchandising, como la pared de muñequitos (macaquitos, figuras de acción, llámenlas como quieran). Los precios tampoco eran comparables a los de la Convención, claro que allá uno compraba lo que encontraba y aquí tenía para elegir. Confieso que en Midtown no compré un solo producto, aunque disfruté mucho la visita.

NYCC: Visita a comiquerías

Las prendas de vestir también estaban a la orden del día. En primer lugar de la fila derecha pueden ver una remera de Plastic Man. Más allá de la serie completa en DVD, no encontré muchos productos del elástico héroe. Casi me llevo la remera, pero la cara de Plas está sobre rojo, cuando debería tener al menos algún detallecito en color piel.

NYCC: Visita a comiquerías

En el duelo de comiquerías, Midtown derrotó a Forbidden Planet por un sensible margen. Influyó el aprovechamiento del espacio y quizás que a Midtown fui de día y el sol que entraba por sus ventanales hacía que todo se viera más bonito (a FP fui en un atardecer lluvioso). Quedaba un tercer comercio por visitar.

NYCC: Visita a comiquerías

St. Mark's Comics. Un lugar en donde no me dejaron tomar fotografías, quizás por ser el menos "arregladito" de los tres. En la (única) imagen se aprecia que el frente es angosto, pero el local tiene una gran profundidad.

Quizás sus estantes contengan la mayor variedad de tomos de las editoriales más destacadas y de otras más pequeñas. Además cuenta con una gran variedad de figuras de acción. Sin embargo, todo parece abarrotado y por momentos parece que uno estuviera en una librería de Tristán Narvaja. Claro, en esas donde suelen aparecer tesoros (yo encontré uno).

Así termina la visita a estas tres comiquerías, bastante diferentes entre sí. De lo estrictamente relacionado con los gustos que manejamos en Multiverseros, solamente me resta escribir algo acerca de lo que me compré por aquellas latitudes.

Como para darle un lindo cierre a una muy linda experiencia.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3