Home Superhéroes de la Física E. Responde Ernesto Responde - 24/5/2011

Ernesto Responde - 24/5/2011

Por el E. Responde

Ernesto Responde - 24/5/2011Hay quienes dicen que Reed Richards podría evacuar las dudas de los lectores de mejor manera. Puede ser, pero Ernesto jamás hubiera convertido a Ben Grimm en un monstruo rocoso. ¡Olvidarte del peligro de los rayos cósmicos, Reed, no existís! Hablando en serio, van respuestas sobre el Doctor Who, Flash y los universos paralelos.

Ernesto Responde - 24/5/2011Andres Bonilla volvió a contactarse (sí, es el loquito fanático, como nosotros, del Dr. Who). Dice que encontró información sobre el destornillador y quiere compartirla, así que acá va. También hace una pregunta más que interesante: "Si la velocidad media de Flash es mayor a la velocidad de la luz, ¿no debería vencer la fuerza de atracción gravitatoria y salir del planeta?".

ERNESTO RESPONDE:  Como ya les dije anteriormente en dos capítulos de Superhéroes de la Física se hablará sobre poderes que pueden basarse en el uso del sonido. El video en YouTube recomendado por Andrés, además de dar ganas de mirar la temporada que publicita, muestra varias posibilidades que parecen razonables como usos del sonido: romper un candado o abrir unas esposas, controlar el comportamiento de otras criaturas (atraerlas, asustarlas, etc), diagnosticar el estado de salud (o incluso permitir algunas terapias específicas) o  concentrar energía en puntos específicos destruyendo objetos (armas enemigas, etc). Y también otras aplicaciones que rayan más con lo mágico o sobrenatural.

Para sorpresa de muchos, debo decir que en los programas por venir de Superhéroes de la Física exploraremos también el posible vínculo de los sonidos con eventos considerados sobrenaturales (con visita y un experimento realizado en una casa embrujada de la ciudad de Montevideo). Por otro lado el informe que Andrés recomienda pone énfasis en algo que me pareció muy interesante aquello que el destronillador no puede hacer:  según el mismo Doctor, no se puede usar el destornillador sónico para herir, mutilar o matar criaturas vivas. Eso me parece que sólo puede tener una explicación basada en las consideraciones éticas que tuvo en cuenta el fabricante (algo así como las leyes de la robótica de Asimov, que impedirían que los robots dañaran a los humanos, pero aplicado al destornillador del Doctor). Eso me recuerda también un debate de conciencia, basado en un cuento de Lugones, que se mostrará en uno de los capítulos dedicados al sonido que estaremos viendo dentro de algunas semanas. Estoy seguro que los temas tratados allí nos darán muchas ideas para discutir y pensar en el destornillador sónico de Doctor Who.

Respecto a lo que preguntas sobre Flash, debo decirte que estás completamente en lo cierto. De hecho, mucho antes de alcanzar la velocidad de la luz, Flash correría el riesgo de quedar atrapado en una órbita en torno a la Tierra o incluso escapar a la gravedad de la Tierra perdiéndose para siempre en el espacio.

Existen dos velocidades críticas para un cuerpo que esté cerca de la superficie de la Tierra. La primera es de unos 28.000 km/h y aquel cuerpo que la alcance quedaría girando en una órbita circular en torno al planeta (en una situación real, el rozamiento con el aire iría deteniendo al objeto en su órbita y caería nuevamente a la Tierra). La segunda velocidad crítica es la velocidad de escape, unos 40.000 km/h, con la cual un objeto escaparía definitivamente de la atracción terrestre.

Se concluye de esto, como bien señala Andrés, que mucho antes de alcanzar la velocidad de la luz, Flash escaparía a la gravedad terrestre. En los hechos, posiblemente no podría ni siquiera superar la primera velocidad de 28.000 km/h, porque ya con eso quedaría girando alrededor de la Tierra sin volver a tocar el suelo hasta que el rozamiento con el aire logre frenarlo un poco.

En realidad esto también está conectado con otro problema de Flash, que es su capacidad para acelerar. Para pasar del reposo a tener las velocidades usuales que Flash desarrolla (e inversamente, para detenerse cuando está corriendo a gran velocidad) Flash debería gastar cantidades de energía sobrehumanas en tiempos muy cortos. El físico estadounidense James Kakalios se ocupó de calcular cuánto debería comer Flash para lograrlo y concluye que ni siquiera comiendo a supervelocidad podría lograrlo. Por tanto, ese aspecto preferí dejarlo de lado en el programa. Siempre hay temas que deben quedar afuera en un episodio de media hora y siempre intentamos hacer propuestas lo más originales posibles, tratando de ir por el lado de cómo se podría lograr lo que parece imposible.

Por tanto, en cualquier caso Flash necesitaría la ayuda de algún elemento desconocido para la física (¿la fuerza de la velocidad?) para poder acelerar. En caso de ser así, ese elemento desconocido debería dar la aceleración necesaria para que Flash cambie la dirección de su velocidad manteniéndose así pegado a la superficie de la Tierra sin importar cuán rápido esté corriendo. De ser posible esto, Flash podría usar esa aceleración adicional para superar los límites a la velocidad para caminar y hacer lagartijas que se plantearon en el episodio. Pero la física que podría explicar esa "fuerza de la velocidad" sería, por ahora, especulación pura... las historias de superhéroes siempre implican en algún nivel alguna física no tradicional para llegar a una explicación completa. Y menos mal que es así: de lo contrario, ya tendríamos a la Liga de la Justicia entre nosotros.

Es muy saludable seguirle buscando vueltas a las cosas que se plantean en el programa. Nuestra idea es que lo más importante son los procesos mismos para razonar sobre los héroes y no tanto las conclusiones (que siempre pueden merecer consideraciones posteriores más detalladas). En las secciones "Para el aula" en esta web encontrarán en muchos casos propuestas y preguntas que les permitirán incluso poner en duda algunas conclusiones del programa. Así funciona la ciencia, no es un montón de conocimientos definitivos, sino un camino que nos acerca paso a paso a un conocimiento cada vez más abarcativo.



Ernesto Responde - 24/5/2011Por otro lado, The Warlock nos escribió preguntando por el tema de las realidades paralelas. Al respecto dice "en comics, mas de una vez hemos leído acerca cómo seres de una visitan otra y viajan entre realidades constantemente" y plantea lo siguiente: "una vez leí que "nuestra realidad" está compuesta por átomos que vibran a cierta frecuencia. Esta frecuencia, más otros factores, es lo que hace "tangible" lo que entendemos y apreciamos en nuestro cerebro como realidad. ¿Qué ocurre entonces con aquellas realidades (si es que existen) cuyas frecuencias sean diferentes a la nuestra? Se me ocurre el ejemplo de una niña contemplando una calesita que gira a gran velocidad. Dentro de la calesita existe otra niña, pero la velocidad es tan grande, que no pueden llegar a verse. Si las velocidades, las "vibraciones de las frecuencias" se igualaran, ¿sería posible que se vieran? Y ya que el tiempo es relativo, ¿qué ocurre con el tiempo en cada una de las realidades que se ve afectada por esta "vibracion de frecuencias"? ¿Puede ocurrir que el pasado de una realidad se encuentre con el futuro de otra?".

ERNESTO RESPONDE:  La pregunta de The Warlock es realmente muy buena y toca varios aspectos del asunto de las realidades paralelas. Espero estar a la altura de las circunstancias.

Warlock recuerda haber leído que la realidad está compuesta por átomos que vibran a cierta frecuencia y que dicha frecuencia, junto a otros factores, son lo que hacen que podamos apreciar su realidad en nuestro cerebro. Si bien como físico podría decir que la "realidad" física está compuesta también de algunas otras cosas, como por ejemplo partículas elementales portadoras de fuerzas (por ejemplo los fotones), la idea de que la "realidad" está compuesta de partículas elementales de distinta naturaleza (entre ellas los átomos) parece bastante correcta. Por otro lado es perfectamente claro que nuestros sentidos están limitados. La región del espectro electromagnético que podemos detectar sin instrumentos está limitada a lo que llamamos luz visible, mientras que la región de sonidos que podemos detectar sin instrumentos está entre los 20Hz y los 20.000 Hz. Por lo tanto, hay toda una serie de fenómenos que se nos escapan. Sin dudas que esas limitaciones de nuestros sentidos nos puede llevar a ignorar otras cosas para las cuales ni siquiera hemos desarrolado instrumentos que las puedan medir. Pensemos, por ejemplo, en el caso de los neutrinos que no interactúan con casi nada. Fue una casualidad muy grande poder descubrirlos y eso fue porque, aunque sea muy débilmente, interactúan con el resto de la materia que podemos detectar. Por tanto, ahí afuera puede haber todo un universo de cosas por descubrir y los físicos especulan sobre la existencia de partículas aún no detectadas. Un ejemplo de esto es la llamada materia oscura, de cuya existencia hay fuerte evidencia astronómica, pero que los físicos aún no tienen claro de qué se trata exactamente. Como verás Warlock, este primer aspecto del problema está totalmente abierto y sólo los nuevos avances de la física podrán darnos datos más concretos sobre nuevas realidades que conviven con nosotros sin interactuar (o interactuando muy débilmente).

Un segundo aspecto que vislumbro en el ejemplo de la calesita, es el de las limitaciones de nuestra percepción pero no por razones físicas profundas, como puede ser el caso de partículas elementales que interactúen poco con la materia que compone nuestros cuerpos. En muchos casos nuestra percepción está limitada por razones que podríamos llamar fisiológicas o biológicas (aunque en el fondo siempre se puede pensar en esos procesos desde el punto de vista de la física). La capacidad de  nuestro ojo para discriminar intervalos temporales es limitada. Esto explica el hecho de que no podamos percibir movimientos muy rápidos (pensemos en la necesidad de usar filmaciones en cámara lenta para poder apreciar algunos detalles que escaparían a nuestro ojo, por ejemplo para juzgar si una jugada en fútbol fue penal). Esa limitación también es la que permite el funcionamiento del cine y la televisión: en realidad estamos viendo una secuencia de fotos (fotogramas en cine, cuadros en televisión) pero la velocidad a la que cambian es tal que nos parece ver un movimiento fluído. Por tanto, otra fuente de sorpresas en el Universo es explorar más allá de los límites de funcionamiento de nuestros sentidos.

Un tercer aspecto es el tema de las realidades paralelas en sí mismo como lo ven los físicos. Existe una interpretación de la mecánica llamada de los múltiples mundos (Many Worlds),  según la cual cada vez que se realiza una medida cuántica, se dan todos los resultados posibles, pero cada uno en un universo diferente. Esta visión tiene la ventaja de que mantiene en cierto sentido el determinismo en la teoría cuántica (ya no hay azar, todas las opciones posibles ocurren). Pero su gran desventaja, como teoría científica, es que postula la existencia de múltiples realidades inaccesibles para nosotros (toda teoría científica debe ser testeable) y queda pendiente la explicación de por qué a nosotros nos parece vivir en uno de esos mundos. Los defensores de esta interpretación buscan formas de proponer fenómenos observables en los que se manfieste la existencia de esos "mundos paralelos". Tal vez, si ellos tienen razón, se pueda encontrar en algún momento la evidencia de esos otros mundos y recién allí podríamos empezar a pensar si es posible ir de uno a otro. Después de todo, el Multiverso podría llegar a tener algún aspecto de realidad (¡al menos este portal es real!).

Para terminar, no quiero dejar de mencionar algo sobre lo que Warlock menciona al respecto del tiempo. El tiempo es relativo de acuerdo a la teoría de la relatividad de Einstein. Eso efectivamente implica que el concepto de simultaneidad (y por tanto el de orden temporal) es relativo. En otras palabras: puede haber dos cosas que para un observador ocurren simultáneamente, pero para otro ocurre una primero que la otra. E incluso puede haber un tercer observador para el que ocurre la otra primero. Pero para esto no se necesita nada de realidades paralelas y es algo que la física actual reconoce plenamente como posible. Claro que para que esas cosas pasen, los observadores deben moverse unos respecto a otros a velocidades cercanas a la de la luz. Por eso es que en nuestra vida cotidiana no tenemos muchas discrepancias respecto al orden temporal de los eventos.

Claramente estos temas dan para mucho más (sobre todo con respecto a sus conexiones con los superhéroes), pero no quiero excederme. Quién sabe, tal vez en el futuro, o en un mundo paralelo, podamos seguir hablando más a fondo de todo esto.

Columnas
next8
Up, up and away!
Valid HTML5 Valid CSS3